Header Ads

“Tome vieja, le maté a su hija”: hombre que asesinó a su esposa médica en Bellarena

La víctima, identificada como Sandra Milena Quintero Yepes, de 38 años, fue asesinada de un tiro en la cabeza por su esposo. El hecho se presentó este domingo en  la noche en la calle 41B con carrera 1C.

Un feminicidio se presentó este domingo en  la noche en la calle 41B con carrera 1C en el barrio Bellarena. La víctima, identificada como Sandra Milena Quintero Yepes, de 38 años, fue asesinada de un tiro en la cabeza por su esposo, Iván Alberto Barrios de la Hoz, 35 años, con quien convivía desde hace 9 años.

Bárbara Yepes, madre de la Sandra Milena, quien era médica de profesión, relató a EL HERALDO que su hija la estaba ayudando con una venta de gaseosa cuando todo ocurrió. “Ellos estaban en su casa y yo en la mía, yo tengo una venta de gaseosas y en frente había un bingo. Ella me estaba ayudando, salió a llevar al niño, pero nunca volvió (…) yo veo a mi yerno, a los 20 minutos veo que salió en la camioneta y volvió. Cuando regresó me dice: “vieja tome, le acabo de matar a su hija”. Me entrega las llaves de la camioneta y me dice “usted verá qué hace conmigo””.

Yepes afirmó que mandó a otros familiares a verificar si era cierto lo que el hombre había dicho. “Cuando llegamos a la casa mi hija estaba muerta.  Yo me desmayé”, agregó la mujer. También dijo que el agresor supuestamente había botado  en un arroyo el arma con la que le disparó a la víctima, pero las autoridades no la encontraron.
Según la versión de la madre, la pareja no tenía ningún tipo de problema y dijo que lo único que recuerda fue una discusión que ellos habían tenido hace unos meses atrás por una casa que la hermana de la occisa le había puesto a su nombre.
Por su parte,  Ángela Quintero, hermana de la víctima, afirmó que la relación de la pareja era normal y que discutían como todas, pero luego se reconciliaban. Asimismo, dijo Sandra nunca le manifestó que había sido maltratada o amenazada, pero que sí estaba pensando en separarse del hombre.

Sandra Milena ayudó a su esposo a pagar la carrera de Derecho en la universidad Simón Bolívar. El agresor era taxista, pero actualmente había dejado de trabajar y se dedicaba a transportar a su esposa y a su hijo en una Dacia que tenía, según reveló la hermana de la occisa.  





No hay comentarios.