Header Ads

Ni lechona, ni tamal; aprenda a denunciar al político que quiere comprar su voto


Tanto el que compra como el que vende el voto tienen sanciones económicas. Ambos pueden ir a la cárcel.
Este domingo los colombianos elegirán a los hombres y mujeres que legislarán durante los próximos cuatro años. Hay que estar alertas, durante el día de las elecciones, según las autoridades electorales, aumentan los riesgos de que se cometan delitos electorales, incluidas las maniobras de los políticos buscar ganar 'como sea' un puesto en el Congreso de la República.
Son más de 20 delitos electorales los que están tipificados. Sin embargo, las autoridades tienen identificados cuáles son los que más se cometen:
1. Perturbación de certamen democrático: La persona que por medio de violencia o maniobra engañosa impide la votación pública o el escrutinio. Este delito conlleva a carcel de entre 4 y 9 años de cárcel y una multa de 50 a 200 salarios mínimos legales vigentes. 
2. Constreñimiento al sufragante: El que amenace o presione con el fin de obtener votación por un determinado candidato, lista, apoyo en mecanismos de participación o voto en blanco. Se incluyen las maniobras que se ejerzan para impedir el libre ejercicio del derecho al sufragio. Cárcel entre 4 a 9 años y multa de 50 a 200 salarios mínimos legales vigentes.
3. Fraude al sufragante: El que por medio de engaño obtenga que un elector vote por determinado candidato o partido político. Este delito da cárcel entre 4 a 8 años y multa de 50 a 200.
4. Fraude en la inscripción de cédulas: La persona que inscribe su cédula en una localidad, municipio o distrito diferente a aquel en el que haya nacido o resida, con el fin de obtener provecho ilícito. La persona que por medio indebido logre que otra, habilitada para votar, inscriban su cédula en una localidad, municipio o distrito diferente a donde hayan nacido o residan para obtener ventaja en una elección popular. Cárcel entre 4 a 9 años y multa de 50 a 200 salarios mínimos. Vea: La decadencia de opción ciudadana en Santander y el reacomodo de los clanes
5. Corrupción al sufragante: Es el delito más común. Consiste en corromper al ciudadano dándole alguna dádiva a cambio del voto. Tanto el que “vende” como el que “compra” el voto comete el delito. Cárcel entre 4 a 8 años y multa de 200 a 1000.
Para denunciar los delitos electorales de manera rápida y efectiva, existen varios mecanismos. Por ejemplo, la Misión de Observación Electoral,MOE, habilitó una herramienta digital que permite hacer este tipo de denuncias casi que en tiempo real.
Para hacerlo, usted solo tiene que estar a la página https://www.pilasconelvoto.com/# , hacer clic en el botón verde que dice ‘Reportar Irregularidad’ y especificar los datos de la denuncia: Departamento, municipio, fecha y hora de los hechos que va a denunciar, el partido político que está cometiendo la irregularidad, entre otros datos. Incluso, puede adjuntar videos o fotos del ilícito.
No es la única forma en la que usted puede denunciar, de manera fácil y rápida, al político que quiere comprar su voto. El ministerio del interior, por medio de la Unidad de Recepción Inmediata para la Transparencia Electoral, (URIEL) dispuso de un mecanismo web para denunciar.
“Si desea reportar su queja aquí, lo puede hacer pulsando el botón y llenando el formato con su denuncia. Son sólo dos pasos que lo acercan a ejercer una ciudadanía más activa, contibuyendo a la transparencia”.
También podrá reportar la irregularidad por línea telefónica gratuita nacional 01 8000 91 2005 o por correo electrónico a denunciasuriel@mininterior.gov.co.
Sobre el tema, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, indicó que existe amenaza de posible fraude electoral en 772 municipios del país durante la jornada de este domingo.
“Hemos tenido en cuenta las recomendaciones de la Moe y la Registraduría Nacional. Nos hemos articulado con el Ministerio de Defensa, la Policía Nacional y el Ejército de Colombia”, señaló Martínez.
Por su parte, la Procuraduría dice que investiga 226 quejas por presuntos delitos electorales.






No hay comentarios.