Header Ads

Pareja fue condenada por ahogar y quemar a su bebé


Luego de 15 meses del crimen de una criatura de siete meses, sus padres fueron sentenciados por la justicia. El sujeto deberá estar en una prisión.
Tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía, Andrés Zaid Gómez Salcedo, de 21 años, y Laura Ximena Raigozo Guáqueta, fueron condenados tras el macabro crimen contra su hijo de siete meses.
Ante el juzgado Tercero del circuito de Ibagué fueron presentados los dos jóvenes, a quienes les impusieron una pena de nueve y siete años, respectivamente, por homicidio agravado.
Raigozo Guáqueta tuvo el beneficio de casa por cárcel, donde deberá pagar la sentencia de siete años.
El 1 de diciembre de 2016, en el sector La Cuneta, en la finca El Recreo, de la vereda El Tambo, zona rural de Cajamarca, Juan Pablo Raigozo Guáqueta, de siete meses de nacido, fue asesinado.
El hecho macabro sucedió a eso de las 3 de la tarde de ese jueves, cuando Gómez Salcedo supuestamente bañaría a su hijo, pero lo sumergió en la alberca y lo ahogó.
El cuerpo inerte del bebé fue llevado a 20 metros de distancia de la residencia, donde Gómez abrió un hueco y enterró a su hijo.
Si lo antes mencionado es cruel, lo sucedido cuatro días después es aterrador. El 5 de diciembre Gómez desenterró a la criatura, la llevó a la hornilla en la que preparaban los alimentos diarios y puso aceite y gasolina sobre el cuerpo para que se quemara y así desaparecer “pruebas”, como él mismo lo refirió en la entrevista que entregó a los uniformados. Además, lo que quedó lo dejó al perro para que comiera.
La pareja creyó que el crimen quedaría en la impunidad, pero el abuelo paterno, Gustavo Gómez, preguntó por su nieto y la respuesta fue que lo habían entregado al Icbf.
Por los antecedentes de maltrato contra la criatura, el abuelo y otra pariente fueron al Icbf a preguntar si era verdad, pero a dicho instituto no habían llevado a su nieto.
Para el hombre fue extraño lo que sucedía, por lo que acudió a la Policía y denunció la desaparición.
La pareja dejó la finca y fue encontrada en un hotel de Cajamarca, donde Raigozo en medio del llanto dijo que habían matado al bebé. Ambos, según la Fiscalía, consumían alucinógenos y Andrés Gómez tiene antecedentes por hurto y tráfico de drogas.
DATO
A la pareja inicialmente le imputaron coautores materiales a título de dolo por homicidio agravado y ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios. Colprensa.






No hay comentarios.