Header Ads

Tenía casa por cárcel y lo mató un cobradiario al que habría atracado


Tanto va el cántaro al agua, hasta que se rompe”, reza un dicho popular. Y eso parece ser lo que le pasó a Cristian Tordecilla Ochoa, quien encontró la muerte cuando, al parecer, reincidía en conductas delictivas. Ayer, el joven de 25 años fue asesinado, al parecer, por el cobradiario al que momentos antes había atracado, en San Fernando.

El hombre al que mataron portaba un brazalete del Inpec, pues cumplía una medida de detención domiciliaria por hurto y tenía antecedentes por porte ilegal de armas de fuego.

El hecho ocurrió poco antes de las 2 de la tarde de ayer. Indagaciones dejan ver que todo empezó cuando la víctima del robo llegó a una tienda en la calle Charles Chaplin de San Fernando, a cobrarle una cuota a una cliente.






No hay comentarios.