Header Ads

“Venezolanos asfixiaron a ex-sacerdote por robar en su vivienda en Mamatoco”: Fiscalía


Dos venezolanos perpetraron el crimen. La víctima fue hallada amarrada y con signos de violencia en el cuello. Los hechos ocurrieron en su vivienda. Las autoridades dicen que fue asfixiado

Delincuentes venezolanos siguen matando en Santa Marta. Ayer dos sujetos de esa nacionalidad asesinaron a un sacerdote en su vivienda de Mamatoco. La víctima, ya retirado de los hábitos, fue estrangulada por dos hombres que ingresaron a su casa.
El hecho criminal enfureció a la zona Oriental de Santa Marta la tarde del sábado. El crimen ocurrió al parecer en medio de un asalto, señaló la Policía.
La víctima de la delincuencia común fue identificada como Dagoberto Noguera Avendaño, de 68 años, quien según información conocida, en un tiempo se desempeñó como sacerdote de una parroquia en Washington, Estados Unidos.

EL SACERDOTE retirado Dagoberto Noguera Avendaño fue asesinado de manera violenta ayer por la tarde. Del crimen se sindica a dos venezolanos.

El crimen fue a las 4:30 pm, en la diagonal 33ª número 5- 43, vivienda del barrio Mamatoco y los móviles al parecer fueron presuntamente por el robo de sus pertenencias de valor en el inmueble, por lo que fue golpeado y asfixiado.
Noguera Avendaño, fue amarrado con una sábana y torturado por dos hombres, quienes según versiones de las autoridades ingresaron bajo engaños a la vivienda.
Se conoció que la empleada doméstica del exsacerdote dijo haber sido también amordazada y golpeada por los asaltantes. Luego pudo desamarrarse y salió corriendo por la parte de atrás de la casa en búsqueda de ayuda. Ante sus insistentes gritos los vecinos de la víctima salieron para saber lo que había pasado, al mismo tiempo que daban aviso al cuadrante de la Policía de esa zona.
CONMOCIÓN EN EL BARRIO
Enterados del asesinato del exsacerdote, conocidos, amigos y familiares se acercaron hasta su vivienda para conocer detalles del hecho, así mismo la identidad de los responsables, de quienes se presumen sean ciudadanos venezolanos, dijeron algunos testigos. Sin embargo, dicha versión no ha confirmada. Estos delincuentes huyeron con rumbo desconocido y fueron individualizados gracias a la comunidad.
HABLÓ LA POLICÍA
El teniente coronel Juan Pablo Corvacho en declaraciones dadas a los medios de comunicación señaló que “a una de las personas que presuntamente cometió el hecho tenemos que ubicarla; el otro es un muchacho de nombre Carlos, a quien desde la semana pasada se le había arrendado una habitación. El párroco venía ayudando a varios de la población venezolana, les daba alimento a los más vulnerables”, dijo.
ERA PENSIONADO DE CURIA DE EEUU
Por otra parte, los compañeros de Dagoberto Noguera Avendaño aseguraron que este siempre fue hombre de fe, entregado a los votos religiosos y pidieron a Dios su descanso eterno. Además que perteneció a la curia de Estados Unidos, y fue pensionado por problemas de la columna.
La inspección judicial correspondió a uniformados del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, quienes lo llevaron hasta la morgue de Medicina Legal Santa Marta para la necropsia. Hoy diario del Magdalena. 





No hay comentarios.