Header Ads

Jonas Patrik y Keissy Lorena, un romance que comenzó hace un año



Cortesía.

El sueco Jonas Patrik Jonsson Ulf era un apasionado por el paracaidismo. Cortesía.


Con retrato hablado, la Policía busca al hombre que mató el sábado al sueco que mantenía una relación con una samaria. Recompensa de $40 millones por asesino.
Un retrato hablado, el análisis de los videos de las cámaras de seguridad y la información espontánea de testigos son elementos claves en el proceso de identificación del asesino del ciudadano sueco Jonas Patrik Jonsson Ulf, de 53 años, cuya muerte a bala se produjo el sábado durante un atraco, al mediodía en el barrio Manzanares, al sur de Santa Marta.
Era la tercera vez que Jonas Patrik Jonsson Ulf visitaba la ciudad. Dicen que ya conocía con antelación a la mujer que lo acompañaba en el momento del crimen, identificada como Keissy Lorena Britto Cariaga, de quien se dijo era su novia, y a quien había conocido por internet.
Por lo general, cuando el sueco visitaba el país llegaba primero a Medellín y de allí se trasladaba a la capital del Magdalena.
Jonsson Ulf había nacido en Malmö, la tercera ciudad más habitada de Suecia y era –según se conoció– un hombre a quien le gustaba viajar y divertirse.  Los deportes de riesgo, especialmente el paracaidismo, eran su afición.
Llegó Colombia el 22 de marzo. A Santa Marta se desplazó el pasado jueves, acompañado de Keissy, de quien se supo se conocían desde hacía un año. De ella se sabe que es estudiante de enfermería en una Corporación de la capital del Magdalena.
El mismo día del crimen, en las instalaciones de la clínica del Prado, a donde el ciudadano sueco fue conducido aún herido, este medio de comunicación quiso hablar con Keissy Lorena quien se encontraba en las afueras de la sala de urgencia con sus familiares.
La mujer se negó a entregar información de lo sucedido y pidió respeto por el dolor. Sin embargo, en diálogo con un hermano suyo este solo dijo que “Patrik iba en la moto con mi hermana” y que “él no hablaba muy bien el español”. Acto seguido calló y llorando dijo “no más”.
Retrato hablado del supuesto asesino.
Retrato hablado del supuesto asesino.
El crimen
El europeo fue asesinado el sábado, cuando a bordo de una motocicleta se dirigía de parrillero de Santa Marta a El Rodadero, acompañado de su novia. El vehículo lo había comprado una hora antes en el barrio Primero de Mayo.
La persona que le dio muerte se desplazaba en una moto bóxer, la que atravesó en la vía para interceptar el desplazamiento del sueco y su mujer. El atracador habría pretendido robarle una cadena de oro, pero su víctima opuso resistencia.
En el forcejeo el delincuente disparó el arma de fuego que portaba, impactándole el tiro en el hombro derecho. La bala hizo un recorrido por su cuerpo llegando a perforarle uno de los pulmones. Gravemente herido fue conducido a un centro asistencial adonde llegó sin signos vitales.
Recompensa
En procura de motivar a la ciudadanía a la denuncia, la Alcaldía Distrital ofreció, en la mañana del ayer, una recompensa inicial de hasta $20 millones para quien entregue información confiable que permita saber con certeza el nombre del homicida y su paradero; pero más tarde, a las 4:00 pm, el estímulo económico aumentó a $40 millones.
“Hemos doblado la recompensa y les pido a las autoridades la mayor contundencia y resultados concretos sobre los hechos”, dijo el alcalde Rafael Martínez.
El mandatario fue enérgico al manifestar que “no podemos seguir guardando silencio frente  a hechos que están ocurriendo en la ciudad”. “Estamos ‘mamados’ de los atracos, por ello queremos que las autoridades de policía respondan a la ciudadanía”, enfatizó.
El comandante de la policía metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo, manifestó que se están analizando los videos de las cámaras, a fin de mirar cuál fue el recorrido que hizo el responsable después  del crimen. Un retrato hablado del presunto homicida fue elaborado con base a las características que, del atacante, hicieron quienes presenciaron el homicidio cometido a plena luz del día y en una calle transitada como es la calle 33 con carrera 4, en la vía que comunica a Santa Marta con El Rodadero.
EL HERALDO - Agustin Iguaran. 






No hay comentarios.