Header Ads

Maldijo el bus en el que viajaban porque la bajaron al no pagar el pasaje



Los pasajeros describieron la escena como un hecho de magia negra. El bus casi se estrella.


- Cualquier parecido a una historia macondiana no es una coincidencia, es una realidad.



Fue un momento de miedo, gritos y rezos los que se vivieron en el viaje que cubría la ruta Fundación - Ciénaga, en la mañana de este domingo de resurrección.



Todo empezó cuando el auxiliar de viaje, o sea el cobrador, le dice a una mujer de avanzada edad que tiene que pagar el pasaje completo, según, solo había dado dos mil pesos de 13 mil que vale el pasaje.



Fue entonces cuando la mujer se dirige al conductor diciéndole que no tiene más plata, que entonces para qué la dejaron montar si después le iban a cobrar más.



En vista de la negativa por completar el dinero, el conductor le manifiesta que si no pagaba tendrían que bajarla, fue ahí cuando la alteración se apoderó de la anciana, la cual ya había llamado la atención de los pasajeros a raíz de a su vestimenta, al lucir prendas de vestir en mal estado, lo que les hizo pensar que la mujer podía ser una habitante de calle.



“En nombre de ‘La Negra la Baja’ maldigo este bus. Se tienen que estrellar”, grito la mujer mientras golpeaba el techo del bus.



Su manifestación anti religiosa, produjo miedo en los más de 30 pasajeros que venían al interior del bus, quienes ante la situación unos empezaron a rezar, otros a reprender en el nombre de Jesús la petición de la mujer, y los niños ante el escándalo, lloraban.



De repente y como si se trata del cumplimiento de aquella petición maligna, el conductor pierde el control del bus, los gritos se triplicaron y todos pensaron lo peor.



Por fortuna el chofer logró estabilizar el vehículo, impidiendo que este hecho se convirtiera en una tragedia mortal, fue entonces cuando el cobrador obliga a la mujer a bajarse del bus, esta se negaba, razón por la cual el ayudante, sin escrúpulos, la empuja lanzándola sobre la vía.



De la anciana, de acuerdo a las versiones de los pasajeros, no se supo más nada, el bus no detuvo su marcha y llegó hasta el municipio de Ciénaga.



La acción fue rechazada por los mismos pasajeros quienes se dirigieron al chofer y le manifestaron la irresponsabilidad que le acarrea esa decisión, al brindar este un servicio público.



Esta historia se presentó en la mañana del domingo de resurrección al interior de un bus afiliado a la empresa Cootranscaribe, el cual después de parar en Ciénaga, siguió su marcha hasta Santa Marta.








No hay comentarios.