Header Ads

El Real Madrid reafirma su hegemonía en Europa



·         El conjunto blanco se aprovecha de los errores del Liverpool en la final para ganar su decimotercera Champions.

Durante mucho tiempo el Real Madrid tuvo que oír el mantra de que sus histórico dominio continental era principalmente en blanco y negro. Las Copas de Europa de los años cincuenta quedaban para muchos obsoletas en el fútbol moderno. De poco servía en pleno siglo XXI ese dominio inicial en la competición más emocionante que existe. Al club blanco le faltaban títulos con color para volver a sacar pecho en el fútbol mundial, y en los últimos años han revertido definitivamente esta situación.

El Madrid puede ahora presumir de ello. Comandados por Zinedine Zidane desde el banquillo, los blancos siguen ampliando su leyenda en la Champions League después de superar en la final a un Liverpool que pagó muy cara la mala fortuna con la lesión de Salah y los errores de su portero (3-1). Decimotercero cetro europeo que le reafirma como el equipo hegemónico de la década con su tercera Champions consecutiva y la cuarta en los últimos cinco años.
Gareth Bale fue el héroe de los blancos al salir del banquillo y marcar dos goles, uno de ellos con una chilena para la historia. En el primer balón que tocó el galés, voló sobre el cielo de Kíev para enganchar un remate acrobático espectacular. Fue el único tanto en el que no se le puede reprochar nada a Karius.
El guardameta quedó retratado con dos cantadas inconcebibles en un escenario de tanta envergadura como es una final de Champions. Las desgracias de Karius sólo agravaron el desastre inicial, cuando el Liverpool vio cómo perdía a su mejor hombre. Mohamed Salah, el hombre más en forma de la temporada, tuvo que despedirse entre lágrimas antes de hora de la final. Un contratiempo que condicionó sobremanera al equipo de Klopp a nivel mental, a pesar de que se dejó el alma sobre el campo.






No hay comentarios.