Header Ads

A su llegada, Silvestre se arrodilló, lloró y Valledupar lo acompañó


Tras descender de un vuelo chárter que lo trajo desde Bogotá a Valledupar, Silvestre Dangond encontró a sus seguidores postrados a las afueras del Aeropuerto Alfonso López, a quienes agradeció arrodillándose y además levantando sus manos al cielo.

Partió de la terminal aérea y luego comenzó un recorrido que tardó dos horas para llegar a la emisora Olímpica Stereo, debido a la romería de ‘silvestristas’ que se volcaron a las calles para acompañar al intérprete guajiro, quien además no se cansó de firmar autógrafos, camisetas, gorros, tomarse fotos, enviar besos y abrazos a quienes desde el público le levantaban los brazos.
“Es algo único que con palabras es difícil describir, tenía muchas ganas de ver a Valledupar así porque era algo que realmente hace mucho no pasaba y de verdad estoy muy agradecido y la única forma que tengo de pagarles es haciendo música, es mostrándole esta ciudad y este género al mundo, como lo estoy haciendo”, declaró Silvestre.
El director de Olímpica Stereo, Javier Fernández Maestre, aseguró que nunca convocó a una caravana y simplemente a un recibimiento, porque reconocía las restricciones.
“Nosotros nunca convocamos al público a que hicieran caravana, esto es algo cultural y el público simplemente salió a acompañar a Silvestre y acompañarlo desde el aeropuerto a la emisora. Nos demoramos más de lo esperado, pero siempre quisimos llegar lo antes posible para entregar detalles del nuevo disco de Silvestre a los oyentes al aire”, aclaró Fernández, debido a un decreto que expidió la Secretaría de Gobierno Municipal que prohíbe las caravanas en la capital del Cesar.
Uno de los que también salió a recibir y saludar a Silvestre fue el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita, quien lo esperó en la glorieta de La Terminal de Transportes.






No hay comentarios.