Header Ads

Cancelan ceremonia de grados tras compra de los resultados de Pre-Icfes


Una polémica se ha desatado entre 12 padres de familia del Colegio Marymount y el Consejo Superior de esa institución educativa, debido a la decisión de los administrativos de cancelar la ceremonia de graduación de los estudiantes de 11°, que estaba programada para este viernes.
La medida se tomó tras conocer que algunos estudiantes, al parecer, habrían comprado los resultados de una prueba Pre-Icfes a uno de los profesores de la compañía Asesorías Académicas Milton Ochoa, firma que se encargó de hacer el simulacro de las pruebas de Estado a los alumnos de esta institución.
El 22 de febrero pasado, la empresa envió un comunicado al colegio Marymount asegurando que había tomado los correctivos laborales y jurídicos con su trabajador, por el “infortunado acontecimiento” de la venta sin autorización de los resultados de las pruebas a una estudiante.
“Nos encontramos dispuestos a colaborar en todo lo que la Institución Educativa requiera en cuanto a lo relativo con los hechos ocurridos”, indicó la empresa en la misiva enviada al Marymount.
Ante esta situación, la rectora del colegio convocó a un Consejo Superior en el que decidieron que la ceremonia de grados era el escenario “propicio para invitar a la reflexión a los graduandos”. En ese sentido, los directivos decidieron modificar las condiciones de la ceremonia (entregar solo el diploma), debido a que los estudiantes nunca denunciaron quién fue el responsable de la compra de la prueba.
La decisión de cancelar la ceremonia de grados de 61 estudiantes generó malestar entre los padres de familia del Marymount, quienes interpusieron una acción de tutela, alegando que se estaban vulnerando los derechos de los alumnos.
La justicia favoreció a los padres de familia y alumnos de la institución, dándole la razón y ordenando una medida preventiva al colegio.
Las directivas de la institución educativa ratificaron, a través de un comunicado, la decisión de no realizar la ceremonia de grados programada para este viernes.
En la carta, el Consejo Superior manifestó que esperaban que los padres, “como primeros educadores”, entendieran la decisión, cuyos motivos ya eran de público conocimiento para los acudientes.
“Algunos estudiantes y progenitores tomaron el asunto como estandarte para retar, vía tutela, una decisión que no transgrede ningún derecho de orden constitucional”, sostuvo el colegio en el comunicado.
Enfatizó que las instituciones educativas no tienen “obligación alguna” de celebrar ceremonias de graduación, ya que son actos de contenido social, misma razón por la que ningún juez de la República puede obligar a su realización.
En un comunicado enviado a esta redacción, la institución dijo que siendo coherente con su propósito formativo de ciudadanos de bien “reitera su compromiso con el cumplimiento de la Ley”. Agrega que su decisión frente a los grados “no representa un desacato a las órdenes judiciales”.
Por último, el colegio Marymount indicó que los diplomas serán entregados a cada uno de los estudiantes -en un horario que será informado- vía correo electrónico.
Con información de: Eduardo Patiño M.





No hay comentarios.