Header Ads

Los “cabos sueltos” que no encajan en la muerte de Nataly Pérez


Amaneció muerto el único capturado por los hechos. Familiares desmienten versión de la Policía. 
La atroz muerte de Nataly Pérez, niña de 10 años en Zarabanda, sector de Gaira; sigue teniendo conmocionado a todos los habitantes de Santa Marta; quienes desde el momento que se conoció la noticia, “empujaron” a las autoridades a mostrar resultados.
Lo cierto es que la historia tiene varios cabos sueltos. Hubo un capturado (Gilberto Luna Parra), que según manifiestan las autoridades se suicidó cuando apenas llevaba pocas horas detenido. La esposa del mismo, asegura que lo asesinaron dentro de la celda en la que permanecía recluido y también se habla de un lío de faldas que implica a los padres de la menor. También puedes leer: Su muerte es un falso positivo: Esposa de presunto asesino de niña de 10 años
Lo primero que vale la pena resaltar es la labor de la Policía. Actuó de manera rápida. A pocas horas de conocido el caso, la comandancia de la Policía Metropolitana ya estaba capturando y presentando a quien sería el presunto responsable.
Y la indignación de los gaireros fue tal, que querían hacer justicia por mano propia. Fue necesario utilizar gases lacrimógenos para sacar de su vivienda al posible responsable, a quienes horas más tarde le realizaron la primera audiencia y dictaron medida de aseguramiento.
Esa detención se determinó que sería en los calabozos del CTI (Cuerpo Técnico de Investigación), precisamente, porque según manifestó la defensa del implicado, la vida del detenido corría riesgo en la cárcel Rodrigo de Bastidas.
Reproductor de víde
POLICÍA VS FAMILIARES
Mientras la Policía actuó de manera “inmediata” y allanó la vivienda de Gilberto Luna Parra, asegurando que allí encontraron droga, la esposa del implicado aseguró que durante la visita e inspección de las autoridades jamás encontraron algún tipo de sustancia psicoactiva.
“Yo quisiera que la Policía me lo dijera en mi cara. Ellos recorrieron mi casa y jamás, jamás encontraron algún tipo de droga. Cuando salen de la casa, entonces en rueda de prensa dicen que encontraron esa droga, con la que también pretendían acusar a mi esposo”, dijo Elisa Navarro, esposa del hombre implicado y que posteriormente se suicidó.
Otro hecho irregular, que fue quizás, la prueba reina para acusar en primera instancia a Luna Parra del asesinato de Nataly Pérez, tiene que ver con las dos prendas manchadas de sangre que estaban en su casa, y que, sin duda, prendió las ganas de venganza en los vecinos del sector.
“Claro que había prendas con sangre. Si fue mi esposo y mi hijo quienes salieron corriendo a auxiliar a la niña cuando el padre gritaba y pedía ayuda. Mi hijo y otro muchacho lo cargaron y ayudaron a trasladar a la niña hasta un centro asistencial. Mi esposo y yo fuimos hasta la casa de la menor y ahí los zapatos terminaron con sangre”, señaló la esposa del presunto asesino.
Y no dudó en afirmar que “A mi marido lo asesinaron dentro de la celda del CTI. La Policía tiene que pagar por lo que hizo, esto no se puede quedar así. Mi esposo era un hombre de bien, pueden preguntarles a los vecinos y sabrán que él no sería capaz de cometer una barbarie como le sucedió a la pequeña Nataly”, dijo en medio de lágrimas Elisa Navarro.
NO RECIBIERON VERSIÓN DE FAMILIARES
En diálogo con los medios de comunicación, Elisa Navarro, les pidió a las autoridades que dialogaran con vecinos y familiares de Gilberto Luna Parra; sin embargo, señala que nunca le tomaron declaraciones.
“Yo tenía derecho a contar mi versión. Mi esposo y yo estábamos en la casa viendo televisión cuando sucedieron los hechos y también tenía derecho a contar el porqué de las prendas con sangre y la falsedad de que encontraron droga en mi casa. Todo es un falso positivo” manifestó en medio de lágrimas, la esposa Luna Parra.
INFORME ESCUETO
El informe presentado por la Fiscalía fue escueto. En primera audiencia aseguraron que el material probatorio correspondía a evidencias suficientes y contundentes, pero horas más tarde, señalan que necesitan el reporte final de Medicina Legal y no hubo pronunciamiento o referencia a las declaraciones del implicado, al que, además, no le permitieron volver a hablar con sus familiares.
Y aunque Vicente Guzmán, director de Fiscalía en Magdalena; aseguró que se hizo “justicia”, era apenas la primera audiencia. Los resultados del material probatorio de ADN y medicina legal en el cuerpo de la menor serán presentados en próximos días, resultados que determinarán o lograrán desenredar algunos cabos sueltos.
Una nota de: El Articulo 






No hay comentarios.