Header Ads

Mujer buscaba a sus víctimas por internet y les vendía falsas licencias de construcción


La Fiscalía de Santa Marta do­cumentó con elementos probatorios más de 13 casos en los cuales se pudo eviden­ciar una masi­va falsificación de licencias de construcción cuya promo­tora resultó ser la arqui­tecta Fany del Carmen Saba­lleth Martínez, hoy detenida.
La Fiscalía General de la Nación reveló ayer que de la red que dirigía la arquitecta Fany del Carmen Saballeth Martínez, capturada por fal­sificar licencias de construc­ción, hacen parte servidores públicos y particulares quie­nes en cualquier momento serán capturados para que respondan por adulteración de documen­tos públicos, concierto para delinquir y estafa agravada.

La revelación fue hecha ayer por el director seccional de Fiscalía, abogado Vicente Guzmán, tras entregar deta­lles de la investigación que tie­ne conmocionado al gremio de constructores y profesionales de la arquitectura e ingeniería, por cuanto temen que la red haya podido tener tentáculos en reputados proyectos que ya están terminados.
El ente investigador había señalado su compromiso con la comunidad para investigar y castigar a los responsables de actividades de urbani­zación ilegal, y presentó los primeros resultados de la de la Fase I de la operación de las falsas licencias de cons­trucción que se adelanta en Santa Marta.
En las investigaciones fue obtenido material probatorio que permitiría demostrar que en varios sectores de la ciudad se levantaron edificaciones que habrían sido avaladas con 13 falsas licencias de construcción.
 La Fase II de esta operación se concretará en los próximos días, respecto de particulares y funcionarios que aparece­rían comprometidos con los procesos de fraude por el registro de licencias y docu­mentos fraudulentos.
El jurista Vicente Guzmán, director de la Fiscalía en esta zona del país explicó ayer a los periodistas que para poder cristalizar la captura de la ar­quitecta fue necesario recopi­lar todo el material probatorio desde el mes de mayo cuando la Superintendencia Nacional de Notariado y Registro ex­pidió un comunicado donde decía que había presentado 13 denuncias penales por la expedición y uso fraudulento de licencias para realizar dis­tintas actividades con lotes y edificaciones´.
Agregó el doctor Guzmán que ´desde ese mismo mo­mento la Seccional Magdalena inició una investigación que fue priorizada y yo pienso que en tiempo record hemos logrado esta primera fase, de detectar un patrón de conduc­ta definido con unas prácticas y unos modus operandi con el cual hemos quedado sorpren­dido y seguiremos avanzando en este entramado´, señaló.
De otro lado manifestó que ´básicamente lo que sucedió es que la señora Saballeth Martí­nez venía creando y haciendo usos de licencias fraudulentas, que fueron llevadas a estable­cimientos gubernamentales como Notarias y la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos´.
ASÍ OPERABA
Fany del Carmen Saba­lleth Martínez, basada en su experiencia, logró montar frente a las instalaciones de la Curaduría Urbana N2, una oficina desde donde hacía sus prácticas delictivas. Es decir, una oficina como especie de Curaduría fantasma ´ Ella reclutaba a las perso­nas de tener una expectativa de licencias, a través del inter­net o de Facebook; ella vendía sus servicios. Muchas de esas personas no estaban en la ciudad, algunas en el exterior y a través de la investigación las hicimos venir, inicialmente en interrogatorios, otras en decla­raciones juradas y entrevistas, logrando evidenciar que esas nueve denuncias de las 13, eran ajenas a esas prácticas y modus operandi´, declaró el doctor Vicente Guzmán.
El director seccio­nal de Fiscalía, Vicente Guzmán, reveló ayer todo el entramado que armó la arquitecta Fany del Car­men Saballeth Martínez en el caso de las falsas licencias de construcción.
Agregó que esas personas a las cuales contactaba la arqui­tecta Fany del Carmen Saballe­th Martínez, que fueron asal­tadas en su buena fe, pagaron gruesas sumas de dinero para obtener esas licencias y eran llevadas posteriormente a una Notaría donde se expedía una escritura pública, con esa licencia expedida fraudulen­tamente y posteriormente era llevada a la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos. Allí se sacaba una cédula catastral y se expedía un certificado de esa oficina´, explicó.
De igual manera relató el jefe del ente investigador en el Magdalena que ´los funcionarios eran en­gañados por la señora Sa­balleth Martínez porque las licencias eran falsas. ¿Cómo hacía ella las licencias? Con base en su experiencia las montaba igual a las que son expedidas legalmente por la Curaduría Urbana y lo que hacía era cambiar números de resolución o las radicaciones. Además tenía un documento que a simple vista parecía ge­nuino y legal, que era llevado a la Notaria – el notario no tenía que saber si era falso o no – y se hacían las escrituras´ manifestó el doctor Guzmán.
MÁS CAPTURAS
De igual manera la Fiscalía dijo que ´esta es la primera fase de esa investigación. Sa­bemos que hay personas en entes oficiales, de los cuales nos reservamos la informa­ción, que también ayudaron en la expedición de esas licencias. Vamos a iniciar una segunda fase lo más pronto posible y esperamos poder vincular a personas, incluso servidores públicos y terceros particulares, que estén dentro de esa estructura o esa red, que hemos develado con pa­trones de conducta, además de prácticas modus operandi´ concluyó diciendo el doctor Vicente Guzmán. Hoy diario del Magdalena. 





No hay comentarios.