Header Ads

Álvaro Uribe seguirá siendo senador


Una semana después de que provocó un revuelo político nacional al anunciar que se retiraba del Senado para hacer su defensa judicial por el caso de los falsos testigos, el expresidente Álvaro Uribe informó este miércoles que definitivamente no se irá de su curul y que enfrentará su proceso en al Corte Suprema de Justicia.
Su retractación la hizo conocer en un mensaje que escribió en su cuenta de Twitter. “He pedido al senador Ernesto Macías, presidente de la corporación, que retenga sin considerar mi carta de renuncia. Por razones de honor nunca ha estado en mi mente que la Corte Suprema deje de conocer el caso para el cual me citan a indagatoria”.
Su intención de irse del Congreso generó una amplia expectativa desde el momento en que la anunció. Primero se tejió una versión que por medio de un tercero había remitido la carta, luego el presidente del Senado, Ernesto Macías, informó que ya tenía en su poder la misiva, pero que tan sólo se consideraría hasta cuando se terminara la incapacidad médica que tiene el expresidente, la cual va hasta este 3 de agosto.
Macías reveló este miércoles la carta, en donde Uribe escribió que “la honorable Corte Suprema me ha llamado a indagatoria, me siento moralmente impedido para actuar como senador y al mismo tiempo adelantar mi defensa. Por lo anterior renuncio al Senado de la República y pido se me acepte la renuncia”.
Desde la semana pasada, en el uribismo se gestó una campaña para solicitarle a Uribe que no se fuera del Congreso y que mantuviera su voz desde allí, para lo cual estaban organizando manifestaciones.
El lunes, desde su finca en Rionegro, Antioquia, el jefe del Centro Democrático ofreció una rueda de prensa sobre todo el proceso judicial que enfrenta, pero no admitió responder preguntas a los periodistas sobre su renuncia al Senado.
En una primera reacción, el presidente del Senado, Ernesto Macías, sostuvo que la petición de hace una semana de Uribe de renunciar “ya es tema del pasado”.
El periodista Daniel Coronell, quien a través de sus columnas de opinión ha abordado este caso, al conocer esta nueva posición del dirigente político indicó que “el ex presidente Uribe argumentaba razones de honor para irse y ahora las invoca para quedarse. Solo es un plan para escoger investigadores y jueces que le convengan”.
Por su parte, el senador del Centro Democrático, Fernando Nicolás Araújo, sostuvo que “Uribe no se esconde, siempre da la cara, responde ante cualquier cuestionamiento y asume su defensa con honor”.
La analista política y exsenadora Claudia López, quien además es una de las más duras críticas de Uribe, sostuvo que “ya hizo show y tuvo todos los micrófonos para desprestigiar a la Corte Suprema. Objetivo cumplido del amague de ‘impedimento moral’. Ahora esperará si puede cambiar de investigadores y jueces por otros que pueda manipular. Y los micrófonos le seguirán la jugarreta… ¿hasta cuándo?”.
El senador conservador Juan Diego Gómez manifestó que “el respeto por la institucionalidad con plenas garantías procesales, debido proceso y derecho a la intimidad, no se puede vulnerar a ningún ciudadano. Las manifestaciones de solidaridad y respaldo de millones de ciudadanos son explícitas”.
Sin existir ya carta de renuncia y con la incapacidad terminada, Álvaro Uribe volverá al Senado la semana próxima. Primero lo hará el martes, a la posesión del nuevo presidente de la República, Iván Duque Márquez; y luego el miércoles, a la sesión plenaria de la corporación. Desde ayer Uribe hace parte de la Comisión VII del Senado, en la cual ya estuvo los cuatro años anteriores, en la misma tiene asiento la senadora de las Farc Victoria Sandino.
BOGOTÁ (Colprensa).






No hay comentarios.