Header Ads

El Ejército tiene a la primera mujer piloto de un helicóptero Black Hawk



Se llama Viviana Yesenia Forero Moncada y adquirió los conocimientos para manejar este tipo aeronaves especializadas en misiones de asalto aéreo, evacuaciones aeromédicas, misiones de apoyo humanitario, extinción de incendios y apoyos a los soldados en operaciones militares.

La subteniente Viviana Yesenia Forero Moncada quiere convertirse en la primera instructora de helicópteros Black Hawk. Cortesía Ejército
Con tan solo 24 años, Viviana Yesenia Forero Moncada se convirtió en la primera mujer del Ejército Nacional en manejar un helicóptero Black Hawk. Y es que para manejar esta aeronave, encargada de realizar misiones de asalto aéreo, evacuaciones aeromédicas, misiones de apoyo humanitario, extinción de incendios y apoyo a soldados en operaciones militares, no fue una tarea nada sencilla
En dialogo con este diario, la subteniente comentó que en febrero de 2017 llegó a la Escuela de Aviación para presentar pruebas. Luego de dos fases en el proceso de selección, fue informada que era apta y contaba con las capacidades para ser piloto. El Comando de la Escuela de Aviación, en cabeza del coronel Óscar Marañon Rodríguez, la remitió a la Escuela de Helicópteros para las Fuerzas Armadas con el fin de iniciar un curso básico de piloto.
En julio de ese mismo año inicio el curso con una duración de nueve meses y presentó seis fases. Todas fueron superadas. “Tenía que pasar todas las avaluaciones con ciertos requisitos y tareas. Había gente que no pasaba y quedaban por fuera. Yo tuve que cumplir con todas las pruebas con las mejores notas y terminé el curso 10 de abril de 2018”, comentó la piloto.
Luego de este curso, Viviana Yesenia explicó que tuvo que presentarse en el Batallón de Entrenamiento y Reentrenamiento de Aviación en donde el coronel Carlos Mauricio Salgado, comandante del Batallón, fue su instructor y la formó como piloto en helicópteros Black Hawk. “Por los destacables resultados que tuve en el curso básico, me enviaron para iniciar la calificación en un helicóptero Black Hawk UH-60”, sostuvo la subteniente. Este examen consistía en aprender el manejo básico del helicóptero y en superar tres fases de vuelo entre diurnos y nocturnos. Su graduación fue ayer.
“Es para mío un orgullo poder pertenecer a la aviación del Ejército al conducir uno de los helicópteros más prestigiosos y reconocidos a nivel mundial. Quería volar esa aeronave y se me dio por los destacados resultados que obtuve en los cursos. Es un honor poder acompañar a nuestros soldados de tierra, que son los que están frente a frente con el enemigo en el campo de combate. Es un orgullo poder ser las alas en las botas de los soldados”, agregó con notable orgullo. 
Con 162 horas de vuelo, la cajiqueña dice que su carrera le ha implicado una buena dosis de esfuerzo, disciplina, sacrificio y, sobre todo, vocación. “Más allá de un reto personal, se convierte en una responsabilidad al evidenciar de que las mujeres somos capaces de desempeñarnos de la mejor manera en cualquier especialidad que tiene el Ejército”, concluyó la subteniente, quien aspira a completar la experiencia y las horas de vuelo necesarias para cumplir otro de sus metas: ser la primera instructora de helicópteros Black Hawk. El Espectador. 







No hay comentarios.