193 veces

Condiciones precarias y una cría de gatos: la realidad del centro de salud en Taganga

La obra física del nuevo centro de salud se encuentra cerrada, por lo que los tagangueros sufren las calamidades de una sede incómoda y sin insumos.

Mientras el Distrito y la ESE Alejandro Próspero Reverand no se ponen de acuerdo, los habitantes del corregimiento de Taganga sufren por la calamitosa situación de la atención en salud; que en el peor de los casos muchos ni siquiera son atendidos.

Días después de la entrega de la obra física del puesto de salud que durante más de 4 años estuvo en ruinas, la nueva sede aun no entra en funcionamiento y mientras tanto la comunidad debe convivir con una casa en mal estado acondicionada como centro médico.

Condiciones precarias, falta de insumos y hasta una cría de gatos dentro de las instalaciones, son las adversidades con las que deben convivir los habitantes de Taganga, quienes sufren hasta para la aplicación de una jeringa.

SANTA MARTA AL DÍA, visitó el corregimiento, habló con sus pobladores, líderes y fue testigo del estado en el que se encuentra el centro provisional, o como es llamado por los tagangueros “la casa esa donde no atienden a la gente”.

Asimismo el equipo periodístico llegó hasta la nueva sede y junto a líderes del pueblo de pescadores, apreciaron la obra que esperaron 4 años para su construcción y tras un ostentoso evento fue entregado, pero aun sigue sin funcionar.

Estos gatos son inquilinos permanentes en el centro de salud de Taganga.

¿PUESTO DE SALUD O CENTRO DE PROTECCIÓN ANIMAL?

Sin insumos, baños en mal estado, paredes corroídas por la humedad y hasta una cría de gatos; ese es el panorama que se evidencia apenas se llega a la sede transitoria del puesto de salud de Taganga.

SANTA MARTA AL DÍA fue testigo como mientras en una sala improvisada para las nebulizaciones era atendida una menor de 4 años con un cuadro gripal y de asma, en uno de los corredores del centro de salud, una cría de gatos maullaba como pidiendo comida.

El sonido de los roedores era casi nivelado en entonación con el oxígeno con el que precariamente les eran aplicadas las terapias a la infante. Los gatos se pasean por las salas que son ocupadas por camillas en mal estado, sin sábanas y baños con la puerta entreabierta.

La precariedad es tal que en lo que parece una cocina, se puede observar una motobomba haciendo ruido casi tan fuerte como el de los ‘gaticos’; recipientes destapados, toallas sucias y hasta lo que parece un armario de metal oxidado y con bordes que podrían fácilmente infectar de tétano a quien se tropiece.

El recorrido transcurre y mientras los trabajadores aseguran que cualquier información se la deben solicitar a la dirección de comunicaciones de la ESE o de la misma Alcaldía de Santa Marta, el equipo de este medio digital llegó hasta un patio donde los tanques de residuos sólidos y hospitalarios, además de unas bolsas que evidencian que dichos desechos no habían sido recogidos.

Más ‘gaticos’ aparecen en la escena, lo que da por sentado que el puesto de salud no debe tener roedores, uno de los temores de uno de los líderes tagangueros que acompañan en recorrido.

Ariel Daniels, cabildo gobernador de Taganga, aseguró que era preocupante ver animales como el gato, en una sede de salud; además de cómo pueden haber felinos cerca a una menor a la que le están practicando un tratamiento para el asma.

“Esto será dicho en la próxima reunión que tendremos con la comunidad, la veeduría y las Junta Comunal, esta situación es injusta y el centro de salud no está en las mejores condiciones”, afirmó.

Este menor recibía terapia respiratoria, mientras los ‘gaticos’ se paseaban por el centro de salud.

LA ESE Y EL DISTRITO SE PELEAN Y EL PUESTO DE SALUD NO LO ENTREGAN

Las denuncias de presunta corrupción en la ESE, el apoyo a campañas políticas, la falta de insumos, la carencia de personal médico, la tercerización y el déficit económico por un lado. Además de las investigaciones por corrupción al alcalde Rafael Martínez y el ex alcalde Carlos Caicedo, su presunta irresponsabilidad a la hora de demoler los centros de salud etc; han sido entre muchos los problemas que los tagangueros escuchan a diario.

Sin embargo Ariel Daniels, Pierine Peñaranda y otros vecinos, aseguran que los problemas entre la ESE Alejandro Próspero Reverend, su presunta tercerización y hasta denuncias por el presunto control de Johan Montenegro; además de la “pelea” que hay contra Carlos Caicedo y Rafael Martínez; son problemas de ellos y no deben ser de los vecinos del pueblo de pescadores.

“A nosotros nos tiene sin cuidado cual sea la discusión, nosotros queremos que se nos abra el puesto de salud”, afirmó un habitante del corregimiento.

Según se pudo confirmar, el Distrito ni la ESE se ponen de acuerdo para entregar o recibir los centros de salud que han sido culminados en su parte física; además que aun no se establece un contrato entre las partes para la atención.
Para los habitantes de Taganga, mientras el Distrito y la ESE siguen su “pelea” la que sufre es la comunidad.

En el centro de salud se puede observar equipos oxidados en cada sala.
Ariel Daniels, cabildo gobernador de Taganga, mientras observa el centro de salud que fue entregado pero aun no funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *