227 veces

Menores se enfrentan como pandillas en parques de Tasajera, Magdalena

Los menores hacen uso de armas hechizas para agredirse físicamente.

El parque del corregimiento de Tasajera, municipio de Pueblo Viejo, Magdalena congrega a los niños y adolescentes de esa población, pero no con un propósito de sana integración, sino para enfrentarse en un juego de pandillas que se ha tornado peligroso al punto de dejar ya a un menor herido en el rostro.

La situación de alerta fue denunciada por el personero de Pueblo Viejo, Jorge Pérez, quien manifiesta que “las batallas campales protagonizadas por menores de edad se vienen dando desde la semana anterior”.

“Es muy preocupante lo que estamos viviendo, nos causa mucho impresión como niños de 12 a 17 años se dan cita en el parque y la cancha sintética para enfrentarse literalmente a tiros”, agregó.

Los encuentros violentos se llevan a cabo entre las 7 y 9 de la noche. A esa hora comienzan a llegar los menores encapuchados y con pistolas artesanales de diferentes bandos para “marcar su territorio”.

“El comportamiento de los niños se asemeja al de cualquier pandillero: Lanzan y accionan un arma contra el que consideran su enemigo”, comentó.

El personero detalló que las pistolas que portan los niños son elaboradas por ellos mismos. “Usan madera y tubo PVC, con gasolina y cables, que a presión y mediante la activación de un gatillo, expulsan con fuerza una tapa plástica, con la que impactan a quien se convierte en el objetivo”, dijo.

Sostiene Pérez que recientemene un niño que participaba en uno de los enfrentamientos nocturnos, resultó herido en el rostro, tras recibir un balín disparado por otro menor.

“Urge la intervención de las autoridades de Policía y el ICBF para que este problema no se salga de control. No queremos pensar que en Tasajera se están formando a futuros pandilleros”, puntualizó.

Por su parte el comandante de la Policia Metropolitana, coronel Gustavo Berdugo anunció que el tema de educación de los menores en Pueblo Viejo es grave. “Resulta lamentable que en esta zona los mismos padres incentivan a sus hijos a la violencia, utilizándolos para que lideren protestas y cierre de vías cualquier cantidad de veces por falta de energía o cualquier circunstancia en la que quieran llamar la atención”, indicó.

El alto oficial también aseguró que por tratarse de menores de edad, es necesario el apoyo del ICBF para identificar a quienes están involucrados en este juego de pandillas, y ubicar a sus padres para que respondan por este comportamiento irregular que altera el orden público en esa localidad del departamento del Magdalena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *